Glándula pituitaria o hipófisis

AFP48ALa glándula pituitaria es una pequeña glándula del tamaño de un guisante que juega un papel importante en la regulación de las funciones vitales del cuerpo y el bienestar general. También se conoce como la ‘glándula maestra’ del cuerpo, porque controla la actividad de la mayoría de las otras glándulas secretoras de hormonas.


¿Dónde está la glándula pituitaria?

Esta glándula se encuentra ubicada en una cavidad ósea en la base del cráneo, debajo del cerebro y detrás del puente de la nariz, conocida como la silla turca.  Está unida al hipotálamo, que es la parte del cerebro que controla su actividad. Aunque la glándula pituitaria luce como una sola glándula, en realidad tiene dos partes bien diferenciadas, la glándula pituitaria anterior y la glándula pituitaria posterior. La parte anterior de la glándula pituitaria está formada por células glandulares que están conectadas al cerebro mediante vasos sanguíneos muy cortos. La glándula pituitaria posterior es en realidad una parte del cerebro que secreta hormonas directamente en el torrente sanguíneo según las órdenes del cerebro.

¿Qué función tiene la glándula pituitaria?

La glándula pituitaria es llamada la “glándula maestra”, ya que las hormonas que produce controlan  diferentes procesos en el organismo. Básicamente, la hipófisis detecta las necesidades del organismo y envía señales a los diferentes órganos y glándulas de todo el cuerpo para regular su funcionamiento y mantener un ambiente apropiado. Esto se logra al segregar una variedad de hormonas en el torrente sanguíneo que actúan como mensajeros, trasmitiendo información desde la glándula para que las células distantes puedan regular su actividad. Por ejemplo, la glándula pituitaria produce prolactina, una hormona que actúa sobre las mamas para inducir la producción de leche. La hipófisis también secreta hormonas que actúan sobre las glándulas suprarrenales, glándula tiroides, los ovarios y los testículos, las que a su vez producen otras hormonas. De esa forma, la glándula maestra controla el metabolismo, el crecimiento, la maduración sexual, la reproducción, la presión arterial, y muchas otras funciones físicas y procesos vitales.

¿Qué hormonas produce la glándula pituitaria?

La glándula pituitaria o hipófisis produce las hormonas siguientes y las libera en el torrente sanguíneo:

  • La hormona adrenocorticotrópica, que estimula las glándulas suprarrenales para secretar hormonas esteroides, principalmente cortisol.
  • La hormona del crecimiento, que regula el crecimiento, el metabolismo y la composición corporal.
  • La hormona luteinizante y la hormona folículo estimulante, también conocida como gonadotropinas. Estas actúan sobre los ovarios o los testículos para estimular la producción de hormonas sexuales, así como la madurez del esperma y los óvulos.
  • La prolactina, que estimula la producción de leche.
  • La hormona estimulante de la tiroides, que estimula a esta glándula para secretar sus hormonas tiroideas.

También existen otras hormonas que son producidas por el hipotálamo y que se almacenan en la glándula pituitaria posterior antes de ser liberadas al torrente sanguíneo. Estas son:

  • La hormona antidiurética que controla el equilibrio del agua y la presión arterial.
  •  La oxitocina, que estimula las contracciones uterinas durante el parto y la secreción de leche durante la lactancia.

Cada una de estas hormonas está compuesta por un tipo distinto de célula dentro de la glándula pituitaria, a excepción de la hormona folículo estimulante y la hormona luteinizante que se forman juntas a partir de la misma célula.


¿Qué puede afectar negativamente a la glándula pituitaria?

Como ya se ha dicho, la glándula pituitaria es muy importante para el cuerpo y las hormonas que produce llevan a cabo diversas tareas y regulan la función de muchos otros órganos. Esto significa que los síntomas experimentados cuando la glándula pituitaria deja de funcionar correctamente pueden variar dependiendo de qué hormona ha sido afectada.

Las condiciones que afectan a la glándula pituitaria directamente se pueden dividir en tres categorías principales:

  1. Las condiciones que provocan la producción excesiva de una o más hormonas por la glándula pituitaria. Los ejemplos incluyen acromegalia, la enfermedad de Cushing y la prolactinoma.
  2. Las condiciones que provocan la producción deficiente de una o más hormonas. Los ejemplos incluyen la deficiencia de la hormona del crecimiento para adultos, la diabetes insípida o el hipopituitarismo.
  3. Las condiciones que alteran el tamaño y / o forma de la glándula pituitaria. Los ejemplos incluyen el síndrome de la silla turca vacía.

Por otra parte, un tipo de célula puede dividirse y a continuación formar una pequeña protuberancia benigna conocida como tumor, causando que el paciente sufra los efectos del exceso de hormonas que la célula produce. Si el tumor crece llega a crecer mucho, a pesar de que sigue siendo benigno, puede aplastar las células circundantes y detener su funcionamiento (hipopituitarismo), o empujar hacia arriba e interferir con la visión, originando un defecto del campo visual. Muy de vez en cuando, el tumor puede expandirse hacia los lados y causar la visión doble, ya que afecta a los nervios que controlan los movimientos oculares. Cabe destacar que, incluso cuando estos tumores son grandes, por lo general siguen siendo benignos y muy rara vez se diseminan a otras partes del cuerpo.

libro-hormonasIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "¿Cómo equilibrar las hormonas?", un material breve, de lectura rápida, además de interesante. Al leerlo podrás:
  • Conocer por qué es tan importante mantener un equilibrio hormonal y qué condiciones de salud pueden producirse cuando este no se logra. 
  • Entender cómo funciona cada una de las hormonas femeninas y qué afecciones puede provocar su deficiencia.
  • Entender cómo funciona cada una de las hormonas masculinas y qué afecciones puede provocar su deficiencia.
  • Conocer las mejores recomendaciones para mantener equilibradas las hormonas en ambos sexos. (dieta, estilo de vida, suplementos)
  • Aprender cómo podemos favorecer el equilibrio hormonal en todo nuestro organismo.