La prolactina y la infertilidad

infertility_1Si una mujer presenta dificultades para quedar embarazada, eso puede tener algo que ver con las hormonas. Las hormonas son sustancias químicas especiales secretadas por las glándulas del cuerpo, que trabajan en partes específicas del cuerpo con el fin de asegurar su correcto funcionamiento. Por ejemplo, la ovulación y la menstruación son provocadas por la secreción de hormonas. De ahí que frecuentemente la infertilidad está causada por un desequilibrio hormonal. Concretamente, la hormona que juega un papel importante en la prevención de los embarazos de algunas mujeres es la prolactina.


¿Qué es la prolactina?

La prolactina es una sustancia química secretada por la glándula pituitaria, o hipófisis, que se encuentra en el centro del cerebro y es responsable del funcionamiento de muchos procesos en el cuerpo. La prolactina existe tanto en los hombres como en las mujeres, y se libera en varias ocasiones durante el día y la noche. Esta hormona generalmente se libera con el fin de estimular la producción de leche en las mujeres embarazadas y ampliar las glándulas mamarias de modo que pueda realizarse la lactancia.

Hormonas que afectan a la prolactina

Al igual que otros procesos que ocurren en el cuerpo, la liberación de prolactina es provocado por otras hormonas. Entre las hormonas que afectan a la prolactina se incluyen:

  • Dopamina
  • Serotonina
  • Hormona producida por la tiroides

La serotonina y la hormona de la tiroides ayudan a aumentar la liberación de prolactina, mientras que la dopamina trabaja para bloquear su liberación.

Cambios en los niveles de prolactina durante el embarazo

Durante el embarazo, los cambios en los niveles de prolactina son completamente normales. De hecho, la prolactina debe aumentar con el fin de fomentar la producción de leche en las glándulas mamarias. Durante el embarazo las hormonas experimentan una especie de excitación, en particular, los niveles de estrógeno comienzan a subir y esto es lo que estimula el aumento de los niveles de prolactina. Después del nacimiento, la actividad de alimentar al bebé estimula los pezones de la madre y provoca un nuevo aumento de prolactina. Este hecho es lo que le permite continuar con la lactancia materna por un período prolongado de tiempo.

La prolactina y la infertilidad


La prolactina no sólo causa el aumento de la producción de leche en el cuerpo, también afecta la ovulación y los ciclos menstruales. Es por esto que es casi imposible para una mujer quedar embarazada mientras está amamantando. De hecho, se dice que la prolactina es 90% efectiva contra el embarazo durante los primeros meses después del nacimiento del bebé.

Todo se debe a que esta hormona inhibe dos hormonas necesarias para la ovulación: la hormona estimulante del folículo (FSH) y la hormona liberadora de gonadotropina (GnRH). Ambas hormonas son responsables de contribuir al desarrollo y madurez de los óvulos en los ovarios, para que puedan ser liberados durante la ovulación. Cuando se tiene un exceso de prolactina en la sangre, la ovulación se detiene y no se puede quedar embarazada. Del mismo modo, la prolactina puede afectar el ciclo menstrual y la regularidad de los períodos.

Irregularidades de la prolactina

Una irregularidad en los niveles de prolactina puede causar dificultades para que una mujer quede embarazada. Si presenta un aumento de los niveles de prolactina en la sangre, esto puede inhibir la ovulación y la menstruación.

Los niveles de prolactina se pueden determinar a través de un simple análisis de sangre. Un resultado normal para las mujeres estaría entre 30 y 600 mUI / I. Si los niveles muestran una medida cercana al extremo o por encima de este rango, se puede estar sufriendo una irregularidad de esta hormona.

Tipos de irregularidades

Existen dos tipos principales de irregularidades con la prolactina y es posible sufrir de ambas a la vez.

Galactorrea: es una condición en la que se empieza a producir leche espontáneamente, sin estar embarazada o haber dado a luz recientemente y es resultado de los altos niveles de prolactina. Otros síntomas incluyen:

  • Agrandamiento de las mamas
  • Dolor o sensibilidad en los senos
  • Menstruación irregular
  • Pérdida del apetito sexual
  • Infertilidad

Hiperprolactinemia: literalmente significa demasiada prolactina en la sangre. Si una persona padece de hiperprolactinemia, también puede tener galactorrea, aunque no siempre es así. Los síntomas de altos niveles de prolactina incluyen:

  •   Los niveles de prolactina están en 600 mUI / I, o por encima de ese valor
  •   Infertilidad
  •   Menstruación irregular
  •   Dolor de cabeza
  •   Disminución del deseo sexual
  •   Problemas de la visión

Posibles causas para el aumento de los niveles de prolactina

Existen algunos factores que pueden ser responsables de las irregularidades en los niveles de prolactina.

Prolactinoma: la presencia de prolactinomas es una de las causas más comunes de infertilidad inducida por prolactina. Se trata de una especie de tumor que crece en la glándula pituitaria y que segrega un exceso de prolactina en el cuerpo. Se plantea que aproximadamente el 10% de la población tiene estos tumores, pero por lo general, no presentan ningún riesgo para la salud, excepto la infertilidad y las interferencias ocasionales con la visión.

Medicamentos: determinados medicamentos recetados pueden causar un exceso de secreción de prolactina. Algunos antidepresivos, analgésicos y opiáceos bloquean la dopamina, por lo que se inhibe la prevención de la secreción de dicha hormona y tiene lugar el aumento de sus niveles en sangre.

Otras causas: algunas causas menos frecuentes relacionadas con el aumento de la prolactina incluyen:

  • Enfermedad de la tiroides
  • El síndrome de ovario poliquístico (SOP)
libro-hormonasIMPORTANTE: Descarga completamente GRATIS nuestro libro electrónico; "¿Cómo equilibrar las hormonas?", un material breve, de lectura rápida, además de interesante. Al leerlo podrás:
  • Conocer por qué es tan importante mantener un equilibrio hormonal y qué condiciones de salud pueden producirse cuando este no se logra. 
  • Entender cómo funciona cada una de las hormonas femeninas y qué afecciones puede provocar su deficiencia.
  • Entender cómo funciona cada una de las hormonas masculinas y qué afecciones puede provocar su deficiencia.
  • Conocer las mejores recomendaciones para mantener equilibradas las hormonas en ambos sexos. (dieta, estilo de vida, suplementos)
  • Aprender cómo podemos favorecer el equilibrio hormonal en todo nuestro organismo.